15 de 25. El actual Equipo de Gobierno está formado por 15 de Regidores de los 25 que tienen representación en el Ayuntamiento. Una mayoría tan amplia y sólida solo se puede construir de una manera: A través del diálogo.

El Partido Popular no lo ha entendido y se limita a hacer exigencias evitando el diálogo con el resto de grupos. Hemos leído en medios de comunicación que su candidato exige al PSC que abandone el Gobierno y sume fuerzas con los populares para impulsar una moción de censura al Gobierno actual. Es curioso que este tipo de exigencias solo las hace a través de medios de comunicación, y nunca en persona. Ahora el PP critica la presencia de Regidores soberanistas en el Gobierno, pero se les ha debido olvidar que, en 2011, el Partido Popular pactó con 5 Regidores independentistas de CiU para que el candidato del PP fuera Alcalde. En el actual Gobierno vuelve a haber 5 Concejales soberanistas, los mismos que en el anterior Gobierno liderado por el Partido Popular. Ni uno más, ni uno menos.

El PP ya no tiene nada que ofrecer. Se ha quedado completamente solo en el Pleno del Ayuntamiento. La manera de hacer política del candidato del PP le ha generado muy pocas opciones de llegar a acuerdos con el resto de grupos. Una forma de hacer política autoritaria, sin mantener ningún tipo de diálogo con el resto de fuerzas políticas, y llevando a cabo una política de tierra quemada con el resto de partidos a través de denuncias, y mentiras en los medios de comunicación.

Solo vale una exigencia: La de la ciudadanía. En las elecciones municipales de 2015 votó un Ayuntamiento fragmentado con diferentes fuerzas políticas. Por lo tanto, exige que haya un diálogo entre los diferentes grupos. La ciudadanía espera que los políticos nos entendamos para hacer que Castelldefels siga avanzando y ayudemos a nuestros vecinos y vecinas en todo lo que sea posible. ¿Cómo lo haremos? Con más diálogo y menos exigencias.